El consumo diario de aceite de oliva virgen extra puede reducir significativamente la presión arterial, un factor de riesgo clave para las enfermedades cardiovasculares, según un estudio dirigido por la Universidad La Trobe (Australia).

Los investigadores han asegurado que se trata de un proyecto significativo porque es el primer estudio australiano que muestra una caída en la presión arterial sistólica central (en arterias centrales como la aorta) y la presión arterial sistólica periférica (en arterias más pequeñas del brazo) relacionada con el consumo de aceite de oliva.

El estudio, dirigido por la Universidad La Trobe y publicado en Nutrients, también es importante porque involucró a participantes de muchos orígenes culturales, “lo que demuestra que la herencia mediterránea no es un factor para beneficiarse del consumo de aceite de oliva”, según ha informado el centro docente australiano.

Los investigadores llevaron a cabo un ensayo clínico sobre las cualidades cardioprotectoras del aceite de oliva virgen extra producido en Australia en 50 adultos sanos con diversos orígenes y hábitos dietéticos.

Descubrieron que consumir cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen extra al día puede reducir la presión arterial sistólica central y periférica en un 2,5 y un 2%, respectivamente.

La autora principal del estudio, Katerina Sarapis, ha resaltado que es importante comprender cómo el consumo de aceite de oliva afecta a las comunidades multiétnicas. “El aceite de oliva virgen extra es rico en una variedad de compuestos activos como los polifenoles, que han demostrado beneficios para la salud gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes”, ha recordado.

“Este aceite es ampliamente reconocido como una fuente nutritiva de grasa dietética cuando se combina con dietas tradicionales de estilo mediterráneo de Grecia y España. Nuestro estudio confirma que los beneficios asociados con el consumo de aceite de oliva se extienden a personas sin herencia mediterránea pero que tienen diferentes crianzas culturales, tradiciones y preferencias alimentarias”, ha explicado.

El ensayo comparó los efectos del aceite de oliva virgen extra con el aceite de oliva refinado bajo en polifenoles.

“Les pedimos a los participantes que añadieran 60 mililitros o 4 cucharadas de aceite de oliva extra virgen o refinado a sus dietas diarias durante tres semanas. Después de un descanso de dos semanas en el que los participantes no podían tomar aceite de oliva ni aceitunas, se les pidió que consumieran el aceite alternativo”, ha precisado Sarapis.

Los investigadores midieron la presión arterial después de cada período de tres semanas. En concreto, la investigadora ha indicado que “el aceite de oliva refinado y bajo en polifenoles no tuvo impactos significativos en la presión arterial, pero el aceite de oliva virgen extra provocó una reducción en la presión arterial sistólica central y periférica. Esto es de importancia clínica, ya que este resultado se logró sin el uso de medicamentos para la presión arterial”.

Por su parte, el supervisor principal del proyecto y profesor asociado de la Universidad La Trobe, George Moschonis, ha considerado que este estudio es un importante paso adelante en la prevención de enfermedades cardiovasculares.

“Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial. Nuestros hallazgos proporcionan evidencia de una intervención dietética ampliamente accesible que puede reducir el riesgo cardiovascular en poblaciones que no están acostumbradas a un alto consumo de aceite de oliva virgen extra”, ha afirmado Moschonis.

El estudio ha estado dirigido por La Trobe con la colaboración de investigadores de las universidades de Swinburne, Bond, Deakin y Murdoch.

Fuente: https://www.mercacei.com/noticia/53125/actualidad/el-consumo-de-aove-puede-reducir-significativamente-la-presion-arterial-segun-un-estudio.html

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies